7/5/11

Crónica del IM ST. George 2011

El pasado 7 de mayo se celebró el IM de St. George, población del estado de Utah, en lo más profundo del Oeste americano, emplazamiento de mormones, zona poco habitada; dominado por montañas, cañones y distancias interminables, con un paisaje espectacular y a 200 kilómetros de las Vegas.
La meteorología se caracteriza por una gran diferencia térmica entre el día y la noche, ya que esto es un desierto, mucho frío por la noche, mucho calor por el día y viento muy fuerte, cuando sopla.
En este IM la ubicación de las transiciones está separada unos 20 kilómetros entre la T1 y la T2, ya que se nada en Sand Hollow


Un gran lago ubicado cerca de Hurricane, a 20 kilómetros del centro de St. George, donde está la T2 y la finish line.
Sand Hollow dependiendo de la temperatura que haya habido por la noche puede estar muy, muy fría, que eso si se suma a un día frío y ventoso puede ser un infierno helado como sufrimos en carne propia Álvaro Quintana y yo unos días antes cuando entrenábamos, pero con la gran suerte que el día D fue bastante menos frío y más benévolo.
Todos los competidores sin excepción, tienen que acceder a Sand Hollow con los buses de la organización que salen desde la finish line, ya que las carreteras están cortadas, la organización también pone buses para acompañantes a diferentes horarios.
La natación muy cómoda por las características del circuito a una sola vuelta. Y espectacular por el entorno.
 






El recorrido de la bici, es un circuito de repechos continuos a dos vueltas con muchos kilómetros de carretera rugurosa y con dos o tres subidas cortas pero duras. Los 25 kilómetros finales casi todo en bajada. En mi opinión un circuito bonito y para disfrutar que con viento se puede hacer muy duro.



 
 Pero donde se puede rodar acoplado durante muchos kilómetros.






La maratón sólo de pensarlo me duele todo, no recuerdo ningún metro llano, o se sube o se baja con diferentes porcentajes de desnivel algunos muy fuertes, ni una sola sombra, estamos en un desierto, casi todo por carretera solitaria, apenas se pasa por alguna urbanización. Se pueden ver subidas kilométricas, que si vas mal, mejor mirar al suelo. La ventaja de este maratón es que como deseas tanto y continuamente cruzar la línea de meta, cuando lo haces te sabe mejor que en otros IM.


 

 
 
 
 
 
La finish line ubicada en el centro de St. George, con gran espacio para todo y un derroche de atenciones.


El ganador.

En general un carismático IM que yo calificaría como muy duro por la maratón, la bici parecida a Lanzarote en dureza, más o menos y dependiendo del viento. La organización impecable, la mejor de todos los que he conocido, con las características comunes a la marca IM.

En lo referente a mi carrera diré que sentí un alivio cuando a las 4 de la mañana salgo al exterior y siento que no es un día frío. David Diego, Álvaro Quintana y yo cogemos el bus para la T1 y una vez allí,con la ya conocida parafernalia, relajados y preparándonos como siempre.




Salimos de dentro del agua y me encontré cómodo desde las primeras brazadas, muy relajado y con buenas sensaciones, se me hizo muy corta la natación a pesar de haber hecho el peor tiempo de mi vida, que no difiere más de cuatro minutos con el mejor.



En la T1 tenía en mi bolsa cantidad de ropa de abrigo, que no utilicé porque a todas luces iba a ser un día de mucho calor.
Los primeros 40 kilómetros de bici que conducen desde el lago al inicio de las dos vueltas los hice bastante fuerte pero con buenas sensaciones y ganando muchos puestos, con una media de 36 kilómetros, aunque sabía que cuando empezaran las duras subidas bajaría.



Viento pero no excesivo que te permitía rodar muy bien y acoplado en su mayoría; la segunda vuelta mejor que la primera.


Llegando a la T2 con la certeza de que iba a empezar el suplicio.



Así fue desde el primer momento, ya que a partir de los 300 metros se empezaba a subir. Y no sabía lo que me iba a encontrar puesto que no quise conocer el circuito antes de la carrera. En la primera subida interminable me crucé con Alejandro Santamaría que bajaba a muy buen ritmo y nos saludamos. Ya desde el principio me dolía todo y la estrategia que consideré más eficaz fue subir despacio e incluso coronar los pocos metros más duros andando y bajar a saco y recuperando, si es posible hacer esas dos cosas a la vez.

Otra subida de nuevo.


Mucho calor, esponjas, agua, hielo y cola a mansalva. Un calvario de sufrimiento y dolor y todavía no había llegado a la media maratón. En mi cabeza siempre estaba presente que el año pasado en el IM de UK me comporté como un blandengue no digno de este deporte, ya que como había hecho la bici en más de 6 horas y pensaba que ya estaba fuera de toda opción en mi grupo de edad me relajé muchísimo en la maratón para no sufrir tanto, me paré muchas veces y perdí mucho tiempo y no sufrí todo lo que podía haber sufrido y después en el hotel me enteré que había quedado el segundo y a 7 minutos del primero, con sólo un slot ese año. Tuve lo que me merecía, pero aprendí bien la lección: el IM no regala nada a los flojos mentales y en un IM NUCA TIENES QUE TIRAR LA TOALLA, si no quieres sufrir dedícate a jugar al billar.
Esto tenía continuamente en la cabeza mientras me arrastraba en las subidas pero no cedía un ápice en mi intento de no perder tiempo y solo pensaba en que llegara la bajada para coger un buen ritmo y ganar algún puesto, así llegue a la media maratón donde había dos flechas una decía finish line y otra 2º lap , me metí por el del 2º lap , pero no pensé en que me quedaba otra vuelta igual de dura , solo pensaba que cuando llegara a ese punto de nuevo cogería la dirección de finish line.

Si hacia la segunda vuelta igual en tiempo a la primera bajaría de 11 horas y eso no era malo del todo, aunque de lo que se trata es de no perder segundos para lo cual aguantaba pensando en tirarme al suelo al cruzar la meta y cuando corone el ultimo repecho a unos 3 kilómetros del final ese ultimo tramo apreté todo lo que pude


y entre en meta satisfecho ya que he sufrido mas que nunca y pienso que si no he hecho un segundo menos es por que mi cuerpo no ha dado mas de si pero mi mente ha estado casi al cien por cien, la satisfacción es indescriptible por que me ha costado mas que nunca bajar de 11 horas.



Sin esfuerzo no hay recompensa

Quintana hizo la maratón en 3:17 el 21º mejor tiempo de la general que le valio un top 50 , pero es que Quintana es un gran corredor de montaña , de hecho ha ganado alguna carrera de montaña y esta maratón es como de montaña pero en asfalto.



David Diego se tomo la maratón un poco mas relajado.



Al día siguiente de 7 a 9 era la inscripción para Hawai 2011 y de 9 a 9:30 el Rolldown, aparecimos a las 7 por el Dixie Center donde estaba la feria Álvaro y yo, sabiendo que éramos 11º y 4º de nuestros grupos de edad respectivamente , pero no sabíamos cuantas plazas había en cada grupo, ya estaban las listas fuera y pudimos comprobar que Álvaro era el 11º para 9 plazas y yo el 4º para 4 plazas, es decir, yo me había clasificado directamente y el tenÍa que esperar al Rolldown a que fallaran dos , cosa que no ocurrió como viene siendo lo normal y sólo fallo uno en su grupo, el que había quedado el 2º y fue por accidente, ya que se presentó tarde y su plaza pasó al siguiente quedándose Álvaro a 11 segundos de Hawai.
Sólo se produjo creo recordar un hueco en un grupo femenino, actualmente todo el mundo va a Hawai con lo cual se puede decir que el Rolldown ha muerto, DEP para el Rolldown.


Para finalizar diré que el Im de ST George es un IM duro y al puro estilo americano donde hemos disfrutado mucho y que gracias a Paloma y Bob , nuestros anfitriones hemos estado tan cómodos como en nuestra casa y nos han facilitado todo estando continuamente a nuestra disposición , así que el que quiera venir al Im de ST George le recomendaría que puede contactar con ellos.
Luego se puede hacer un viaje por los parques y lo que fue el Salvaje Oeste , pero eso lo dejo para la siguiente entrada.

Video del IM ST. George

3 comentarios:

davidiego dijo...

ni una mentira, bueno, relajado no es la palabra... reventado, destrozado...

Piolet dijo...

Una gran crónica de una gran carrera, un fuerte abrazo Toni

carmencita dijo...

Estupenda crónica. Muchísimas felicidades por ese pasaporte para Kona. Un beso!