4/7/10

El ficticio pero maravilloso efecto de la cafeína.


No se me ocurriría hablar de los efectos de la cafeína desde un punto de vista científico, por que mis conocimientos no van mas lejos del saber popular y por que todos ya hemos leído infinidad de artículos en revistas deportivas que tratan sobre este tema.


Pero si voy a relatar el efecto que en mí produce y para ello sirve muy bien lo sucedido en el día de hoy:
Me levanto tarde y cansado, no se si he recuperado bien de la hora de natación, las cuatro de bici y los 50 minutos de carrera que hice ayer , y lo mismo que hice antes de ayer, pero es que mi Santa esposa y mi querido hijo están en Galicia de vacaciones y eso quiere decir, que aparte de dejar todas las zapatillas en la entrada, los pulsometros , casco y demás bártulos en el salón o donde me plazca etc., también y lo más importante es que “Full time for the training”.
Salgo con la bici con intención de hacer unas 4 horas incorporando 6x4’ en una cuesta de 1,8 km , que es lo que tengo si quiero un desnivel constante (la cuesta de Estivella) , lo hago entre 300 y 305 vatios medios cada cuesta y recuperando la bajada, finalizo con un poco mas de 1 hora de entrenamiento y prosigo carretera adelante, me cruzo con todos los triatletas y ciclistas de my club que ya regresan cuando yo empiezo , pero es que lo de madrugar pudiendo levantarse a las 10 o las 11 lo descarto.
Continuo pedaleando, pero con muy malas sensaciones , como si me hubiera quedado sin fuerzas después de las series , que no me han salido mal ni bien , lo normal en mi las pocas veces que las hago, pero los repechos de esta carretera que conozco como la palma de mi mano se me hacen mas duros que nunca, mi intención es subir el puerto de Eslida de 5,5 km y darme la vuelta , pero voy fatal, así que cuando llego a Chovar a pie de puerto , decido pararme a tomar una coca cola y no por placer como la mayoría de las veces , hoy pienso que es por necesidad.
Me tomo una lata con mucho hielo que me sabe a gloria, pero tan mal me veo hoy que me pido un café cortado acto seguido y lo vierto en el vaso con los hielos de la coca cola que ya me había bebido, “De perdidos al rio”.
Me monto en la bici y comienzo a subir Eslida, supongo que iré igual de mal que antes pero a cada momento me encuentro mejor y mas animado, no miro los vatios para no romper el encanto pero mis sensaciones es que lo estaba subiendo rápido (mentira , lo hice en 19 minutos cuando lo normal en mi son 17 y a veces 16) pero no importa la euforia me hacia ser optimista y la pestosa sesión de bici de hace media hora se había convertido en un entrenamiento divertido, tanto es así que me creía el mismísimo Salvodeli en la bajada, el resto hasta llegar a casa acoplado en terreno favorable y con sensaciones de ir a mil por hora, subjetivas claro, (objetivamente peor que muchas otras veces).
Llego a casa con 5 horas de bici y en teoría pensaba hacer de 40 a 50 minutos corriendo, aunque cuando me entreno yo mismo lo que planeo y lo que hago, muchas veces difiere bastante.
No había desayunado , pero había comido en la bici un par de puñados de higos secos que metí en el bolsillo del maillot, nada mas llegar a casa y antes de salir a correr me tomo otra lata de coca cola para que no decaiga la fiesta, pero no se si debido a que las burbujas de la coca cola se me subieron a la cabeza o al exceso de motivación , se me ocurre ,que posiblemente hagan una carrera popular en algún pueblo cercano y como son las cinco de tarde tengo posibilidad de llegar y hacer la segunda parte del entrenamiento de hoy con la fuerza que da llevar un dorsal en el pecho.
Enciendo el ordenador me meto en la pagina de carreras populares , que ya la tenia olvidada desde hace mucho tiempo y ¡Eureka!.


A la medida, mejor imposible, me puedo inscribir media hora antes y encima gratuita, de las que ya casi no hacen.
Rápidamente , cojo unas zapatillas, hoy las Newton , que la ocasión lo merece; Me doy cuenta de que solo he comido unos cuantos higos en todo el día, así que rápidamente me tomo dos yogures griegos acompañados de una tableta de chocolate con almendras y otra lata de coca cola (típica dieta de mi zona).
Conduzco más de 50 ó 60 kilómetros con confusiones incluidas hasta llegar a Almussafes, aparco y retiro el dorsal , en estos momentos se me pasa por la cabeza la idea de que hay que estar enfermo o con un subidón considerable de algo, para irte a un pueblo al quito carajo para correr 10 kilómetros por una carretera totalmente igual a la que tengo a la puerta de mi casa, pero justo cuando estaba en estos pensamientos y como si el destino se hubiera confabulado a favor mío aparece ante mis ojos una gran y roja carpa de Coca-Cola perteneciente a la carrera, automáticamente me presento allí y le pido al despachante un vaso, me dice que es para las categorías que han finalizado ya la carrera, le explico y le convenzo de que la Coca-Cola es mejor tomarla antes y no después de la competición, consiguiendo beberme allí un vaso y otro que me da el buen hombre para llevar.
Veinte minutos de calentamiento en compañía de Julio Pastor , un compañero de batallas que allí me encontré y ya en la línea de salida no tuve ningún reparo de ponerme en primera fila, como en los viejos tiempos , precisamente hoy ese no seria mi sitio, pero es el efecto de la cafeína.
Empezamos a correr y las sensaciones son buenísimas , enseguida cojo mi ritmo uniforme que pienso que es muy bueno y aunque no tengo ni entrenamiento ni he corrido mas rápido de 4:40 m/km desde hace muchos meses debido a mi tendinitis , parece que no voy muy mal, y por cierto, del tendón ni me acordaba , aburrido de utilizar las técnicas y terapias habituales que se suelen usar y que no me han producido ningún buen resultado definitivo , llegue a tomar la decisión de aplicar una de mis estrafalarias o descabelladas teorías , pero que ha surtido un efecto muy satisfactorio “LO QUE NO SE CURA SE IGNORA” desde que me lo apliqué he conseguido ignorar mi tendón mientras entreno y la verdad es que estoy encantado, no sé si seguiré pisando mal o bien , no se si me duele o no , a la mierda el tendón, eso sí , solo mientras entreno, luego hielo, estiramientos masajes , piernas en alto y todo lo que procede en estos casos.
Bueno, que como siempre me enrollo mas de la cuenta; Continuo corriendo eufórico hasta que al completar el primer 5.000 y pasar por el arco de meta (se corrian 2 vueltas) , el crono marca 18:01, eso sí es objetivo y un poco bastante decepcionante , continuo sabedor que me faltan otros 5.000 metros y me va a ser difícil aguantar al mismo ritmo y aunque lo intento , finalizo en 37:40 ni tan siquiera he podido correr el 2º 5.000 en otros 18 minutos, ESO ES LO OBJETIVO, lo subjetivo, es que he tenido muy buenas sensaciones en todo momento y me lo he pasado genial y hoy gracias al nivel de cafeína que me he suministrado, en total , 3 latas y 2 vasos de Coca-Cola y un café, he arreglado el día, aunque solo haya sido subjetivamente .


Pongo esta foto por que es la única que tengo , y aunque el podio de mi matusalenica categoría da pena verlo , que me perdonen los que tengo a mi lado, pero pienso que el que te den un trofeo y te hagan una foto por haber corrido un 10.000 en mas de 37 minutos, eso yo, los otros más lento todavía , es una falta de ética deportiva y entre populares un 10.000 por encima de 35 minutos no debería ser ni mencionable, pero bueno esa es solo mi opinión.
Bueno, tengo que aclarar que yo estoy aquí arriba por que no ha venido Sánchez Bastida por ejemplo o algún otro de mi edad de los que todavía corren, por que haberlos haylos ,pero hoy no los he visto por aquí.

El del podio de las barbas es mi amigo y paisano Julio Pastor , está arriba porque ha corrido en poco más de 34 minutos , aunque eso no es ni mucho menos lo que vale , y si alguien de los que me conoce piensa que yo soy algo excesivo por emplear algún adjetivo que se adecue un poco a lo que quiero expresar, ¡ A este no le conocéis!, pero de él hablaré otro día, que da para mucho hablar.
Bueno , pues como esto ya lo doy por finalizado y todavía no tengo sueño, me voy a ordenar mi armario que hace seis o siete meses que no encontraba el momento. ¡Joder con la cafeína!.