28/10/10

Volta a peu a Sueca 2010

(Entrenamiento con dorsal)
Tenía que hacer 4x3000 m. recuperando 2 minutos, en una carretera cercana a mi casa y yo solo como siempre, así que me fui a correr a Sueca que es mucho más divertido y sustituí ese entrenamiento por una carrera continua de 11.400 mts. , no es exactamente lo mismo pero si muy parecido.

Se salió del Polideportivo a las 11:30 en una mañana soleada y agradable, típica Valenciana en estos meses.



Recorrido de 11.400 m. según la organización (Mi Garmin contabilizó 200 m menos) y totalmente llano (excepto un túnel de 200 m que se baja y se sube 2 veces.


Se llega al Polideportivo de nuevo.

El trofeo pensé que era una botella de vino.


Pero, no..., es un cachivache para meter flores, pienso yo.
Bueno, de todas formas se agradece el detalle.

6/10/10

"Off Road" el auténtico camino


“Off Road” terminología anglosajona que puede traducirse por “fuera de la carretera”, algo similar en meteorología marítima es “Off Shore” podría traducirse por “Fuera de la protección costera” y define la zona marítima alejada de la costa donde habitualmente los vientos son más fuertes y la mar es más brava.
Circular por la carretera, seguir el fácil asfalto, la anodina comodidad de dejarse llevar por el flujo que genera el movimiento de la mayoría, en medio de caminos ya definidos, de los cuales se puede suponer el destino.
Pero no es la única alternativa, puedes salirte de la carretera , elegir otra dirección, que sea el propio y desconocido camino el que te seduzca al andarlo, posiblemente viajaras en solitario, te encontraras con obstáculos imprevistos, que tendrás que sortear o rodear si son insalvables y continuar siguiendo tu rumbo , el que te dicta tu instinto. Encuéntrate en la montaña o en el desierto, refúgiate en las aguas abiertas, envuélvete de lluvia y frío o de calor insoportable; en tu equipaje siempre el sufrimiento, tu única recompensa la satisfacción , quien habita en el infierno se convierte en un diablo, un diablo muchas veces incombustible donde otros se queman.
Aunque lo parezca no estoy hablando de carreras de montaña ni de MTB ni de entrenamientos o competiciones, hablo de felicidad.
La felicidad es como el horizonte, inalcanzable, pero si persistes en perseguirlo, cuando miras atrás te das cuenta que cada vez estás más cerca.

4/10/10

Vuelta a la provincia de Cádiz en BTT.

Aprovechando mi viaje a Cádiz para competir en el Titán y ya que estoy aquí, en uno de los sitios que mas me gusta, que mejor forma de descubrir lugares y recordar otros ya conocidos que recorrer el perímetro de la provincia en bici todo terreno.
El lunes me despierto en Zahara de la Sierra y con tranquilidad recojo los muchos bártulos que se acarrean cuando se va ha hacer un triatlón, los meto en el coche, me despido de los colegas triatletas que aún estaban en la casa y parto para El Puerto de Santa María donde dejo el coche la bici de carretera y la bolsa en la casa de mi prima y después de tomarme un café con Javier su marido, salgo con mi MTB y el mínimo peso posible en dirección Sureste por la costa.
Para esta ruta cuento con 4 días, 5 si fuera necesario y la he planificado siguiendo el track de La TransAndalus Transandalus Cadiz
Desde El Puerto de Santa María hasta El Colmenar en 3 días y el cuarto ya fuera de la TransAndalus, atravesar el parque de los Alcornocales.



Subiendo desde El Colmenar a Cortes de La Frontera y de Allí a Alcalá de los Gazules por el puerto de Galis y regreso a El Puerto de Santa María.


1º Día: El Puerto de Santa María – Los Caños de Meca

Salgo sobre las 13 horas y empiezo cruzando el parque de los Toruños



Atravieso Puerto Real en dirección Chiclana.




Sigo el track exhaustivamente y transito por todos los senderos y caminos entre pinares que tiene esta parte de la ruta y que después continua cruzando alguna urbanización (Sancti Petri ) y bordeando la costa por caminos divertidos en lo alto de acantilados , donde me cruzo con algunos bikers que ruedan por esa zona y llego al puerto de Conil






El Los caños de Meca un poco antes del ocaso busco un Hostal que enseguida lo encuentro y además con piscina que la disfruto un buen rato, una buena cena y descanso.
FICHA TECNICA:


KM 85,6
Tiempo en movimiento 06:08
Tiempo detenido 2:36


2º Día: Los Caños de Meca – Los Barrios

De madrugada después de un café con la típica tostada con aceite en el hostal me subo en la bici y continuo siguiendo el track que me lleva al faro de Trafalgar , allí unos paseantes me hacen una foto.

Continuo en un día estupendo intercalando tramos ciclables y divertidos con otros en los que tengo que arrastrar la bici por bancos de arena, merece la pena , la zona es preciosa, acantilados y pinares, transito mas tarde por la zona costera a pocos metros de la playa.
O por encima de acantilados vertiginosos.


y continuo por pinares costeros con tramos muy arenosos inciclables y ya de mañana me toca empujar la bici por bancos de arena y cuestas.


Adentrándome en una zona militar y en la solitaria playa me encuentro con una estampa inesperada, unos bañistas atípicos.





que tranquilamente toman el sol sin inmutarse por mi paso pero yo los esquivo rodeándolos por fuera ya que me imponen respeto, aunque supongo que serán mansos.
Atravieso Bárbate,no me paro, no me apetece tomar nada en los bares, subsistire con mis barritas, bocadillo y agua y cuando termine la jornada me daré el gran homenaje culinario donde el destino haya querido que yo pare



Continuo por Zahara de los Atunes y faro del Caraminal donde el track me hace abandonar la costa y adentrarme en el monte dirección a Facinas.




Empiezo a recordar estos lugares de los años en que viví en Algeciras y venia a esta zona a entrenar bastantes veces , recuerdo carreteras y caminos, lugares con encanto a donde me desplazaba desde Algeciras para entrenar corriendo tiradas largas por dunas y pistas con fuertes repechos, Ahora me invaden recuerdos del pasado donde estas tierras y mares han formado parte de mi persona.

Me adentro en el Parque de Los Alcornocales primero por la solitaria carretera y paro en el único bar donde solo tenían cerveza que la verdad me supo a gloria.

Más tarde dejo la carretera para seguir por pistas con unas bonitas vistas al Estrecho.
Ya vienen las cuestas largas y duras y en la parte alta del monte una trialera de bajada muy larga y divertida me lleva a la campiña y a Facinas, donde no encuentro un bar de paso y continuo.


La subida al puerto El Bujeo entre alcornocales, chivas, vacas, puercos y bonitas vistas al Estrecho.

Paro en una sombra para comer algo después de haber llenado los bidones en el único caserío que me he encontrado.



Llegado a una bifurcación el track continua subiendo y adentrándose en la Sierra sin poblar hasta Los Barrios unos 30 kilómetros.

No tengo liquido pero si tres barritas y una bolsa de anacardos, puedo bajar a una población a unos 4 kilómetros a avituallarme y volver a subir lo que no me seduce nada, en este momento viene de donde yo tengo que ir un Jeep militar y lo paro , les pregunto si hay agua , me dicen que nada en muchos kilómetros pero me dan una botella de litro y medio casi llena , les doy las gracias y eso me decide a adentrarme por mi ruta sin más.

Puerto de La higuera y Sierra de La Palma todo pista de subida interminable con unas vistas preciosas y en absoluta soledad.

Y subida sudorosa y larga.




Despues mucho tiempo en soledad me tropiezo con un señor que estaba observando o filmando el Estrecho , aprovecho para que me haga una foto.

En un momento determinado se termina la subida y se divisa el la lejanía Los Barrios donde me va a llevar una larguísima bajada que disfruté al máximo.





En Los Barrios , me alojo en el primer hostal que encuentro ,una ducha, y como mañana es la huelga general compro comida para el camino, me siento en una terraza de la Plaza con un tanque de cerveza y un par de tapas, hablo con Reyes y Diego y a esperar la hora de la reponedora cena homenaje mientras escribo estas líneas, mañana será otro día que si es como el de hoy me doy por muy satisfecho.

FICHA TECNICA:


KM 110,0
Tiempo en movimiento 08:16
Tiempo detenido 1:23

3º Día: Los Barrios – El Colmenar

Salgo un poco antes de las 8:00 después de desayunar, está amaneciendo, la primera parte de esta ruta es por asfalto, pero por una carretera muy poco transitada y bonita, la que lleva a Castellar, lugar viejo conocido de cuando viví en Algeciras, y que es refugio de hippies y algún artista bohemio, un remanso de tranquilidad. Transitaba recordando cuando hace años algunas veces venía con Reyes a este sitio.




Una vez arriba, disfrutando de un paseo por sus peculiares calles mientras engullía cuatro pasteles de cabello de ángel que había comprado ayer; temiendo que el día de la huelga estuviera todo cerrado. Lo necesitaba para recuperarme de la última y dura subida que me ha traído a Castellar.



A partir de ahora continúo ya por ruta desconocida, precioso descenso por asfalto, donde disfruto de la conducción durante unos 14 km., después me adentro ya por pistas pedregosas también en descenso comprobando que ya me manejo mejor, hoy es el tercer día y tengo algo más de confianza en las trialeras de bajada.


Hay tramos en los que se que mi velocidad, para solventarlos es más lenta de la óptima y con más velocidad los pasaría mejor, pero prefiero caerme o poner pié a tierra varias veces sin consecuencias que el riesgo de una sola caída, con un impacto fuerte. Tengo miedo y poca práctica, lo segundo lleva a lo primero, sin embargo también disfruto mucho de estos kilómetros complicados.


Me doy cuenta día a día que esta ruta está diseñada a conciencia por gente con experiencia y amantes de la MTB, llevo casi 3 jornadas, tantos kilómetros y todos ellos sin ningún desperdicio en cuanto al entorno y a la propia ruta, y además un día perfecto sol, poco calor y ausencia de viento.

Es el tercer día de caña dura, bueno el cuarto si cuento el Titán que hice el domingo, pero desde que me levanto y a estas horas me encuentro eufórico y como nuevo, a las cinco o seis de la tarde es cuando empiezo a notar los kilómetros, me puedo permitir el pedalear con alegría, aunque sin pasarme que sabe Dios lo que me voy a encontrar mas adelante.
Se termina la pista pedregosa, una gozada de tramo algo técnico, para continuar paralelo a la vía del tren por un camino fácil.


Aunque a veces con tramos más difíciles y otras no pudiendo evitar arañazos con espinos.



Pues así llego a Jimena de la Frontera, donde me tomo la primera coca-cola, son las 12:00 de la mañana.


Voy a contar un detalle curioso que da fe de la amabilidad de la gente de por aquí. Resulta que ayer me perdía presión la rueda delantera (llevo tubless) y decidí meter un spray de látex, pero cuando me puse manos a la obra, la botella era para válvula gorda y yo llevo válvula fina y se me había olvidado el adaptador en la bolsa de la bici de carretera. En la única gasolinera abierta no tenían spray para válvula fina, con lo cual voy un poco preocupado, ya que si pincho más de una vez (llevo una cámara), me quedo tirado y hoy tengo mas de 40 km por la sierra entre Jimena y El Colmenar, donde no hay nada y me pueden comer los buitres si me quedo tirado. Cuando salía de Jimena paso por un pequeño taller de neumáticos done un hombre estaba trabajando, se me ocurre pararme y exponerle mi problema, me dice que no tiene adaptadores, pero que en 5 minutos me hace uno, y con la válvula de una cámara vieja de moto, la corta, la esmerila, y en 3 minutos me da un trozo de válvula vieja que por un extremo acopla con la válvula de mi bici y por el otro con el racor del spray. No me cobra nada, le doy las gracias y me voy mucho más tranquilo para adentrarme por estos lares tan despoblados.
Este es el taller.


Continúo por la carretera subiendo unos 14 km más o menos, luego por una pista pedregosa siguiendo escrupulosamente el track descargado de la Transandalus que llevo en mi gps.

Estoy en el parque de los Alcornocales.



Me encanta este sitio, hace tiempo que no venía y esta zona en concreto no la he transitado nunca, subo y subo, kilómetros y kilómetros de subida dura y más dura cada vez.


Nadie, soledad y alguna finca, entre muchos kilómetros deshabitados, ya no tengo agua y no me he topado con ninguna fuente todavía; desde hace tiempo llevo metido el plato pequeño con casi todo el desarrollo, avanzo lentamente por las continuas subidas pedregosas;


No sé cuanto tiempo llevo subiendo, pero más de 2 horas y esto no se termina, en los pocos metros donde el desnivel es más suave pongo el pié a tierra, hago una foto y como algo, pues sobre la marcha con tanta piedra casi no puedo soltar las manos del manillar. Me está desgastando más de lo que pensaba este tramo y todavía me faltan veintitantos kilómetros.
Al fin encuentro agua.


Continuo subiendo y la frondosidad no me permite ver lo que hay mas arriba o mas abajo pero me encanta por donde transito y puedo escuchar a ciervos berreantes. Deseo y espero que el final sea una bajada, tiene que serlo ya que mi destino se llama El Colmenar y no “ El palomar”.

Al fin llego a un collado llamado “Carrera del caballo”


Y aquí si parece que comienza el descenso, que gozada , ciervos se me cruzan el camino o corretean entre los alcornocales, pero no quiero distraerme, piedras, curvas y velocidad es lo que ahora tengo.


Ya diviso un pueblo que es El Colmenar.


Al que llego con casi todo gastado despues de una estupenda y larga bajada primero de pista y luego de asfalto.





Y donde me alojo en una casa rural casa rural Ahora
Con unos anfitriones muy amables y entusiastas del senderismo y la MTB , con descuento para los que hacen la Transandalus.



Después de una ducha ahora mismo me encuentro sentado en la terraza de un restaurante con una gigantesca jarra de cerveza y engañando al estomago con una tapa de salmorejo mientras escribo esta crónica y esperando ansiosamente a que abran el comedor, para devorar lo que hoy toca, unas setas y carne de venado, que todo llegará y hoy bien me lo he ganado y como siempre pensando que mañana más y puede que mejor aunque será difícil.

FICHA TECNICA


KM 98,1
Tiempo en movimiento 07:15
Tiempo detenido 1:40

4º Día: El Colmenar – El Puerto de Santa María

En el Colmenar, ya en la provincia de Málaga, dejo el track de la Transandalus que continúa hacia Ronda (sólo metí en mi gps hasta aquí) porque mi intención es regresar al Puerto de Santa María atravesando el parque natural de Los Alcornocales ,Saliendo desde El Colmenar hasta Cortes de la Frontera y desde allí a Alcalá de los Gazules por el puerto de Galis. En Alcalá de los Gazules cogeré una carretera secundaria que me llevará a Puerto Real.

Empiezo subiendo la larga carretera de asfalto que descendí ayer.





Asfalto pero un paraje precioso en el interior de Los Alcornocales, apenas me cruzo con nadie hasta que empiezo a acercarme a Cortes de la Frontera donde ya hay algo más de vida.




En Cortes me doy una vuelta por el pueblo y me tomo un café.



Acto seguido comienzo con la carretera que me va a llevar al puerto de Galis, 42 km con una sola venta a los 20 km.



Dos bidones de agua, un paquete de almendras y un pastel de manzana es suficiente. La carretera en descenso en su principio me hace disfrutar de la velocidad kilómetros y kilómetros entre frondosos bosques de alcornoques hace muy agradable este recorrido aunque sea asfalto.

Llego a Alcalá de los Gazules y subo hasta el pueblo.



Donde después de un paseo en bici por sus calles más céntricas.

Y un poco de avituallamiento en una terraza continúo mi camino en dirección al mar.
El paisaje ya empieza a cambiar radicalmente, he salido del parque y apenas se ve un solo árbol, aunque esto también tiene su encanto.



ya noto el calor pero los kilómetros acumulados no me suponen un problema porque la ausencia de viento me hace rodar rápido y a gusto. Paso por Paterna de Ribera sin parame.


Pero en El Pedroso me tomo una cerveza sin alcohol que me sienta de maravilla y es la última parada hasta que llego al Puerto de Santa María donde finalizo esta ruta circular.
FICHA TECNICA


KM 141,3
Tiempo en movimiento 08:02
Tiempo detenido 1:00



Resumen de la ruta:
TOTALES
KM 435,7
TIEMPO EN MOVIMIENTO 29:41 V 14,7
TIEMPO DETENIDO 6:38


Mi agradecimiento a todos los que han confeccionado este tramo de la Transandalus.

Aunque esto a primera vista parezca un machaque en toda regla, en realidad es una recuperación psicológica a los entrenamientos efectuados para un Ironman compatibilizándolos con el trabajo.

Unos días perdido por el monte , aunque echando de menos a Reyes y Diego, pero la soledad en medio de la naturaleza durante el día y descubrimiento de pueblos y lugares nuevos al atardecer es una terapia que a veces se necesita, relajante mentalmente y físicamente también aunque no lo parezca.
Ya estoy pensando en la próxima.