6/9/09

Recordando viejos tiempos.



Hacia Diez años que dejé La Isla de Tenerife para irme a vivir a Palma de Mallorca, otra isla.
Esta semana hemos regresado al Chicharro , aunque solo sea para pasar una semana de vacaciones y que Diego conozca la Isla donde he vivido gran parte de mi vida y su madre unos cuantos años también.
Los planes eran emplear casi la totalidad del tiempo en actividades familiares y en mi familia esas son las propias de un niño de 7 años ya que desde que Diego nació yo fui destronado que no desterrado pero desde entonces él es Rey , aunque eso no me impidió guardar unas zapatillas en la maleta y escaparme un par de veces a correr por dos lugares emblemáticos para mí en esta Isla : Las Raíces y La Madre del Agua , ambas son pistas forestales muy diferentes ubicadas entre ellas en lugares alejados pero tienen en común que son lugares perfectos para correr y para mí especiales ya que en las dos me habré hecho cientos de kilómetros entrenando.



Otro día corrí con mi amigo Pancho en Valleseco donde él vive ahora aunque solo 20 minutos.

Las Raíces

Las Raíces

Así se conoce a un entramado de pistas forestales en la zona Norte de la Isla en varios términos municipales, Agua García, las Raíces etc. y a 10 Km. de La Laguna.
Zona verde, sombría en su mayoría y húmeda en gran parte del año.
Hoy he dejado a Diego y Reyes en el Loro Park de Puerto de La Cruz y me he puesto las zapatillas y un cinturón con agua , el único defecto de ese lugar es que no hay agua , he aparcado el coche en el Km. 10 de la carretera de La Esperanza desde La Laguna como siempre lo hacíamos los corredores de Tenerife cuando íbamos a entrenar allí, he pisado la pista y me he puesto a correr , en un principio no sabia cuantos kilómetros quería hacer hoy correría sin planificación , lo que me apeteciese , empecé a recordar cada curva cada tramo del camino e incluso los olores y sensaciones, también recordé que los domingos por la mañana temprano me hacia 30 Km. saliendo desde allí enlazando diferentes pistas y daba la vuelta cuando llevaba 15 Km. , así que por que no repetirlo , mientras corría recordaba muchos momentos vividos corriendo por esas pistas solo o en compañía.



Se pueden hacer muchos recorridos diferentes en distancia y dureza, el que yo hacia era de 30 Km. y no muy duro aunque siempre subiendo y bajando algunos repechos, también recordaba que lo terminaba entre dos horas seis y dos horas quince, hoy me ha salido en dos treinta y 31 Km. según mi garmin, será el calor, será que ya no soy maratoniano y soy triatleta o serán los diez años que han pasado.



La Madre del Agua

La Madre del Agua



Hoy estamos en el Sur de La Isla y toca el Jungla Park y Reyes y Diego me dejan escapar a correr mientras lo visitan , una visita de tres horas y como este parque esta situado en las cercanías de Arona y Arona en la misma carretera que te sube a Vilaflor y desde allí a pocos kilómetros nace una pista forestal de 13 kilómetros extremadamente dura y a unos 2000 mts de altitud yo la llamo La madre del Agua , los años que viví en el Sur me subía a correr casi todos los días después del trabajo cuando atracaba el barco a las 3 de la tarde, nunca me encontré con nadie pero allí en aquella época entrenaban a veces los hermanos Castro , dos maratonianos portugueses de elite que les gustaba venir a Tenerife a entrenar en altura.
Tampoco hay agua y recuerdo la extrema dureza, al paso de cada recodo lo recuerdo perfectamente y también recuerdo los muchos momentos de sufrimiento en esas largas y duras subidas pero la satisfacción de cada día al llegar al coche muchas veces medio muerto después de 26 kilómetros muy duros la mayoría de las veces al mejor ritmo que podía merecia la pena.






Hoy he salido con intención de hacer media hora de ida y media de vuelta, pero una vez metido en faena y con la emoción de correr por uno de mis lugares favoritos he llegado al final de la pista y he terminado en el coche con 26 kilómetros y hecho polvo incluso con un dolorcillo en el tendón de Aquiles.



Despues me reúno con Diego y Reyes y a darme un baño que me lo merezco.