24/8/07

Galicia Caníbal



Estoy corriendo en el monte Escusa uno de mis sitios favoritos para entrenar cuando estoy en Sanxenxo (Pontevedra), son unos 4 Km. casi llanos y muchos otros con fuertes desniveles de caminos de tierra entre bosques verdes y frondosos donde siempre he visto a los caballos gallegos en libertad ,pájaros, reptiles , etc. etc.
Sin embargo hoy no he visto a los caballos ni tampoco escucho muchos pájaros ni veo lagartos cruzando el camino, el bosque frondoso ha desaparecido y el color predominan te no es el verde, ahora es todo negro, troncos carbonizados allá por donde mires, por los cuatro puntos cardinales, corro por un paisaje desolador, estoy en Galicia Caníbal.
Pienso en lo que decía “Siniestro Total” hace muchos años profetizando el futuro “Galicia caníbal fai un sol do carallo” pues si ya no puedes ponerte a la sombra de un solo árbol.

Esto no es solo en Galicia es la tónica general en casi todo el planeta salvo algunas excepciones, se narraba en el "Mío Cid" que una ardilla podría llegar desde el país Vasco a Andalucía sin tocar el suelo saltando de árbol en árbol, hace siglos que ya no es posible pero no importa pronto se podrá decir que un golfista puede llegar desde un hoyo en Santander hasta Tarifa de golpe en golpe y de hoyo en hoyo, que no digan que en La Península Ibérica no somos verdes.

Siempre he pensado que las cimas están para coronarlas , los océanos para surcarlos navegando, los caminos para andarlos o correrlos ,los estrechos , lagos y canales para atravesarlos a nado o como cada cual prefiera y yo disfruto con ello y me considero un privilegiado si pienso que los biznietos de mis biznietos o posiblemente no tan lejos no podrán hacerlo de esta forma, aunque posiblemente si podrán hacer una etapa de ciclismo en los Alpes , escalar el K2, una carrera por una kilométrica playa paradisiaca o una natación en el mas alucinante lago que existió hace años y todo sin tener que viajar y sin salir de casa, eso sí virtualmente, está claro que el hombre es el animal o ser más listo de la naturaleza y avanza a pasos agigantados en la única dirección que ha elegido desde siempre “Only for the money”.
Ahora mismo me afloran mis instintos mas canibalescos y me invade una desaforada apetencia por devorar ávidamente los testículos del que pego fuego a este sitio, eso sí, a la brasa que como soy hombre soy civilizado.

Bueno ya término que 28 Km. corriendo dan para dar muchas vueltas a la cabeza, tendré que comprarme un mp3 y empezar a correr con música especialmente diseñada para no cabrearse, una buena solución tecnológica, somos los mejores.

Monte Escusa en 2007







Monte Escusa en 2003