7/7/93

En Lisboa y el Algarve





 


Después del desastroso final que tuvo mi plan para que Reyes se aficionara a la MTB, en ocasiones intentaba convencerla para que se aficionara a correr.
Pero un día durante un viaje al Algarve, supongo que para terminar con mis invitaciones a que se pusiera a correr, me dijo:
Cuando tú hagas esto yo me pongo a correr.


No volví a sacar más el tema.